Archivo de la etiqueta: Ideología de género

La reinona y el autobús. -Hermann Tertsch/ABC-

reinona-y-autobus

Ver twitt original:

La ideología de género. -Hispawolf.com-

La educación actual que están recibiendo nuestros menores es de lo mas espeluznante de lo que haya podido ver en mucho tiempo.

Sin embargo no es nada nuevo. Es la aplicación del marxismo occidental en la mezcla con el feminismo, que fue postulada por Shulamith Firestone (1944-2012) en la obra “La dialéctica del sexo” que mezcla el marxismo con el feminismo:

Asegurar la eliminación de las clases sexuales requiere que la clase subyugada (las mujeres) se alce en revolución y se apodere del control de la reproducción; que se restaure a la mujer la propiedad sobre sus propios cuerpos, como también el control femenino de la fertilidad humana, incluyendo tanto las nuevas tecnologías como todas las instituciones sociales de nacimiento y cuidado de niños. Y así como la meta final de la revolución socialista era no sólo acabar con el privilegio de la clase económica, sino con la distinción misma entre clases económicas, la meta definitiva de la revolución feminista debe ser, a diferencia del primer movimiento feminista, no simplemente acabar con el privilegio masculino, sino con la distinción de sexos misma: las diferencias genitales entre los seres humanos ya no importarían culturalmente.”

Este feminismo practicado por asociaciones como FEMEN y partidos de ultra-izquierda (y no tan de izquierdas como el PP) se denomina “feminismo del género” y lo define Christina Hoff Sommers en su libro “¿Quién robó el feminismo?” de 1994 que lo compara con el verdadero feminismo, el de equidad:

“El feminismo de equidad es sencillamente la creencia en la igualdad legal y moral de los sexos. Una feminista de equidad quiere para la mujer lo que quiere para todos: tratamiento justo, ausencia de discriminación. Por el contrario, el feminismo del ‘género’ es una ideología que pretende abarcarlo todo, según la cual la mujer norteamericana está presa en un sistema patriarcal opresivo. La feminista de equidad opina que las cosas han mejorado mucho para la mujer; la feminista del ‘género’ a menudo piensa que han empeorado. Ven señales de patriarcado por dondequiera y piensan que la situación se pondrá peor. Pero esto carece de base en la realidad norteamericana. Las cosas nunca han estado mejores para la mujer que hoy conforma 55% del estudiantado universitario, mientras que la brecha salarial continúa cerrándose.”

¿Y como aplicaría el marxismo cultural esto?¿Cómo acabar con esas diferencias sexuales? Firestone lo tenía claro: “el núcleo de la opresión femenina hay que buscarlo en sus funciones procreadoras y de crianza.”. Lo que puede ser una mujer que no puede ser un hombre es ser madre y tener hijos por lo que la solución a esto era “La liberación de las mujeres de la tiranía de su biología reproductiva por todos los medios disponibles”, en otras palabras, los hijos suponían un malestar a las mujeres y de ahí surgió el concepto de “aborto de barra libre”. Este feminismo de género dice defender a la mujer desligándola de una facultad exclusivamente femenina -la maternidad- y enfrentándola a sus hijos, convertidos en simples obstáculos.

De ahí nació que los Estados fuesen los propulsores de esta aberración. Los primeros en implantar este tipo de ideología y sus consecuencias fueron en los países comunistas, en 1920 en la URSS, en Cuba en el 65 y poco después: China, Corea del Norte, Vietnam,… Los regímenes que actualmente conservan este tipo de ideología son los países con mas desprotección a la infancia. Esto ha provocado que no solo en estos países si no también en los democráticos ha provocado que los hombres se desentiendan de sus hijos, al convertirlos en mera elección de la mujer

“A base de animar a la sociedad a considerar al hijo de una mujer como una especie de propiedad desechable, el aborto refuerza la imagen de la propia mujer como una propiedad disponible y como un objeto sexual reutilizable -un recurso sexual renovable. No es ninguna coincidencia que el mayor contribuyente financiero a la causa de los “derechos de aborto” sea la Fundación Playboy. Cuando el aborto está disponible para todas las mujeres, toda la responsabilidad masculina para el control de la fecundidad ha sido eliminada. Un hombre sólo necesita ofrecer a la mujer un dinero para un aborto y eso es todo: ninguna responsabilidad, ninguna relación, ningún compromiso. Y en eso estamos… ¡recicladas y utilizadas de nuevo!”

Vean este artículo de Alberto Zambrano titulado “Occidente necesita liderazgo masculino

Todo esto provoca uno de los peores males que ha visto la humanidad: un holocausto contra los seres mas inofensivos del mundo: los bebés, asesinados con el aplauso del feminismo de género. No solo se queda en esto: la Fundación Madrina denunciaba que nueve de cada diez mujeres españolas sufren ‘mobbing maternal’ en sus empresas, de modo que ser madre se ha convertido en un factor de exclusión social y laboral para la mujer. El PSOE que se autodenominan como defensores de la mujer, rechazó hace años la ley de ayuda a mujer embarazadas sin recursos tachandola de “ultraderechista” o cuando se aprobó en Galicia definitivamente un plan de ayuda a la mujer embarazada, el PSOE descalificó la medida diciendo que pretendía “exportar a Galicia el modelo familiar de la ultraderecha” o en Asturias descalificaba a las madres que presentaban algo similar como “deficientes y enfermas”.

Pero al feminismo de género no le basta con esto:  Firestone apelaba nuevamente a Karl Marx para justificar este proyecto feminista de ingeniería social:

“Marx intuyó la existencia de algo cuya profundidad escapaba a sus conocimientos, cuando observó que la familia contenía en sí misma -en embrión- todos los antagonismos que luego se desarrollarían a mayor escala dentro de la sociedad y el estado. A menos que la revolución arranque de cuajo la organización social básica -la familia biológica, el vínculo a través del cual la psicología del poder puede siempre subsistir clandestinamente-, el germen parasitario de la explotación jamás será aniquilado. Necesitamos una revolución sexual mucho más amplia que la socialista y, por supuesto, que la incluya- para erradicar verdaderamente todos los sistemas clasistas. La reproducción de la especie a través de uno de los sexos en beneficio de ambos sería sustituida por la reproducción artificial… La división del trabajo desaparecería mediante la eliminación total del mismo (cybernation). Se destruiría así la tiranía de la familia biológica.”

Esta ingeniería social del marxismo cultural, se ha aprovechando el mundo LGTBI para ir de víctimas de esta sociedad para aprovechar ese desmembramiento de la familia y de la sexualidad para involucrarse con este cruel experimento atacando la parte de la humanidad mas inofensiva: los niños. En un colegio de Madrid, se filtró que los profesores educaban sobre la “diversidad” a través de todas las áreas, incluso de las matemáticas inocularles la ideología de género a los niños.

Un adoctrimaniento realizado por el PP de Madrid y su presidenta Cristina Cifuentes que ya comenzó privilegiando a los transexuales incluso en los billetes de Metro y terminó aprobando junto a Podemos, PSOE y Ciudadanos una ley LGTB que atenta contra la libertad de educación.

En lo mencionado anteriormente pongo aquí la grabación del colegio de Madrid en el que el responsable del colegio presenta a los ideólogos de género: Ana y Leo a los que llaman “psicólogos”. Leo, un transexual no se corta: “la idea que os lanzamos es que no hay cuerpos de chico o cuerpos de chica. Estamos lanzando el mensaje de que una persona es chico o chica en base a cómo se identifica y que por tanto hay chicos y chicas con otros cuerpos que no son tan habituales en chicos y chicas pero que son suyos, es decir, que también existen chicos con vulva y también existen chicas con pene”, negando la evidencia sobre la existencia de dos sexos diferenciados en el ser humano. Tanto es la burrada que dicen que afirma que “la ciencia no puede averiguar si realmente yo soy un hombre o soy trans o… porque no hay una prueba neurológica ni de ningún tipo que determine mi identidad de género como hombre trans, pero tampoco hay ninguna que determine la identidad del resto de personas”. De esto se deduce que a partir de ahora determinar el sexo de un recién nacido o de cadáver será tarea imposible, ya que ninguno de los dos puede informarnos de su particular elección. Según él, “El médico ve los genitales del bebé y entonces, en base a cuáles son esos genitales, le asigna un género, por eso hablamos de género asignado, porque realmente esto no es algo que la persona diga oye, que yo soy niño, que yo soy niña, sino que es algo que desde fuera se le asigna”.

Todo esta aberración llamada “ideología de género” solo está haciendo que provoque violencia contra el discrepante, contra los niños por nacer y contra el seno de la familia.  La ley creada en el Gobierno Zapatero (y mantenida por Rajoy) basada en la ideología de género oculten de manera sitemática la violencia que sufren hombres y niños varones, que son ignorados totalmente por la ley cuando son las víctimas y que hay gente interesada en sacar a relucir la verdad, y que esta ley pueda hacer que la palabra de una mujer baste para detener a su pareja masculina, dando pie a la presentación de denuncias falsas y a la utilización de esta ley perversa como un método de chantaje. Recordemos que en los siete primeros años de su aplicación, los Juzgados de Violencia sobre la Mujer recibieron 1.034.613 denuncias, resultando exculpados 826.616 denunciados, el 79,89%. se trata de la única ley, además, en la que el sexo es un factor a tener en cuenta en el caso de valorar si una denuncia merece ser considerada o si el culpable es reo de un delito (en el caso del varón) o de una falta (si es mujer), en una directa violación de la igualdad ante la ley y del derecho a la presunción de inocencia que proclama la Constitución, consiguiendo, no una sociedad más libre e igualitaria, sino una opresiva, violenta e injusta.

Es lo que dice el juez Antonio Salas en unos tuits que publicó hace unos días. Las féminas radicales y el medio twitter que no tiene cerebro se han volcado contra él. Los medios de comunicación no podrían ser menos e intentando ser políticamente correctos caen en el más absoluto ridículo haciéndole una entrevista a este buen hombre que sólo quiere poner un poco de sentido común al tema dejandolos en evidencia. Y aunque podría haberlos dejado por los suelos, ha sido muy moderado y ha sabido controlarse a la perfección para no caer en la trampa de atacarles y darles pie a que le linchen sin remedio.

La presentadora del programa y sus colaboradores no hacían más que atacar al magistrado haciendo caso omiso a sus buenos argumentos. Desviaban el tema siempre hacia el lado que a ellos más les interesa. Como intentar discutir con amebas. Sólo hay que ver con qué pregunta empieza la entrevista: “Antonio Salas muy buenas tardes, ¿mantiene lo que hemos visto en esos tweets? ¿El machismo no está detrás de la violencia de género?” cuando él nunca ha dicho eso.

Y si este rollo no entiendes mucho, puedes ver estos 2 minutos de “La vida de Brian” donde echa por tierra la ideología de género

Y si crees que lo que se dice aquí no es cierto, siempre puedes ver este documental rodado en Noruega, el país con mas “igualdad de género” del mundo

Parte 1:

Parte 2:

Ver artículo original:

Las vividoras del género y la tasa de inevitabilidad. Una reflexión de Alicia Rubio/Profesionales por la ética.

Cuando unas cifras de siniestrabilidad son altas, por ejemplo, imaginemos que hay 10.000 muertos anuales en accidentes de tráfico, lo primero que se hace es estudiar las causas, caso por caso, para tratar de descubrir las razones de tan alto índice de muertes, y tratar de solventarlas.

Lo normal sería descubrir que hay carreteras mal trazadas o deterioradas, puntos negros de accidentes por causas diversas, muertes por no utilizar los cinturones, por conducir bajo los efectos del alcohol… y poner en marcha todas las acciones necesarias para eliminar esas causas.
Con nuevas carreteras, campañas de concienciación, multas disuasorias…el índice de muertes bajaría mucho y fácilmente.

Sin embargo, cualquier persona sensata sabe que, a partir de un punto, bajar la siniestrabilidad en el tráfico es prácticamente imposible: no hay ley, ni obra pública que evite que un conductor se duerma, que sufra un despiste, que cometa un error, que le de un infarto al volante o que beba alcohol y decida conducir. Sería la llamada Tasa de inevitabilidad. En una población de 46.000.000 de personas con muchos más millones de desplazamientos al cabo de un año, la casuística es infinita. Y el azar, o la mala suerte, hará que haya años que las cifras suban, o bajen. Pero si se llega a esa tasa de inevitabilidad, al cabo de muchos años se podrá comprobar que las medias parciales y la total son prácticamente iguales.

Ojalá estuvieran lo más cerca del cero que fuera posible.

En un estudio francés, sobre la casuística de muertes de mujeres a manos de sus parejas, y tras analizar las causas del homicidio, la inmensa mayoría se explicaban por consumo de drogas y alcohol, peleas y enfermedades mentales del agresor.Solo un pequeño porcentaje presentaba otras causas. En más de un tercio de los casos, el homicida se suicida o lo intenta, cifras estas últimas, coincidentes con los casos en España, lo que evidencia un estado de desesperación o locura transitoria del agresor.

En el caso de la muerte de mujeres a manos de sus parejas en España, lo primero que sorprende es que la causa se determine a priori: el patriarcado, esa situación de opresión en que la sociedad coloca a la mujer por la cual, el varón cree que es su posesión y, como dueño absoluto, decide matarla.

Semejante “detección de causas”, acientífica e ideológica, sería como si la Dirección General de Tráfico decidiera, a priori, que todos los accidentes son producidos por la idiotez congénita de los conductores y sacara una ley en la que los conductores sospechosos de saltarse un semáforo fueran tratados como los que han provocado un accidente mortal. Y encarcelados para que no provoquen accidentes. Y, naturalmente, ni un arreglo de carreteras y ni cinturones de seguridad… Con semejante despropósito, las cifras de siniestrabilidad no bajarían jamás.

¿Será que hay quién no quiere que bajen las cifras de mujeres muertas?

Aquí en España, tenemos una de las tasas más bajas de Europa de uxoricidios(asesinato de una mujer a manos de su marido) pese a que nos la presentan como algo desproporcionado. No pasamos de la tasa de 2 por millón de habitantes, lo que nos sitúa solo por encima de Andorra, Mónaco… en tanto que Austria tiene una tasa de 9 por millón y Finlandia de 10 por millón… ¿a que no lo sabían?

Antes de la famosa y vergonzante LIVG (Ley Integral de Violencia de Género), la tasa de uxoricidios era una media de 49 en una población de 22.000.000 de mujeres, probablemente tan cerca de la tasa de inevitabilidad y, aunque se hicieran grandes esfuerzos, quizá fuera complicado bajarla por simple imposibilidad de controlar imponderables. Aún así, habría que hacer el esfuerzo. Pero un esfuerzo de verdad. No lo que se hace aquí.

Tras la LIVG, la tasa subió a 60 de media anual. Y subió, probablemente, y según dicen los abogados, por venganzas de hombres desesperados tras ser despojados de casa, hijos trabajo y dignidad. Las vividoras del género lo saben. La sangre de esas desdichadas les da derecho a exigir más fondos. Que no les toquen una ley tan útil.

Cómo la única causa de homicidio de mujeres por parte de sus compañeros sentimentales es por machismo y dominio del patriarcado…llevamos con esa media de 60 la tira de años. Y la tira de millones de euros en ridículas campañas.

Ridículas campañas que, tras miles de millones de euros, no han salvado ni a una mujer. Y sin embargo han creado y engrasado infinidad de redes clientelares que tuvimos la ocasión de ver el domingo desfilando por las calles de Madrid al sonido de la voz del amo.

La manifestación de mujeres, no se engañen, fue el comienzo de la precampaña del PSOE y sus adláteres. No hay este año más mujeres asesinadas que la media anual pero, visto el despliegue, se diría que las hay a miles…

En realidad, la manifestación fue una mezcla de enseñar los dientes de las redes clientelares, y enfocar la estrategia electoral del PSOE, “el género”, (no tienen otra). Simplemente es la forma de crear un problema inexistente mediante la alarma social, y luego, proponer la solución del programa PSOE: que esta mentira sea cuestión de estado para seguir chupando del bote miles de millones. Las redes de mujeres son la nueva forma de trinque de la partitocracia. 

Ley Integral de Violencia de Género ¿Qui prodest?

Alicia V. Rubio Calle

Ver artículo original: