Archivo de la etiqueta: El libre pensador

Europa se desangra. -El libre pensador/EsDiario-

A medida que pasa el tiempo y el terrorismo islámico nos azota con sus atentados, uno empieza a ver que la guerra en la que está sumida Europa sólo tiene una solución.

Los orígenes del Estado Islámico, se remontan a finales del año 2007. Aunque no fue hasta la retirada de las tropas estadounidenses en el año 2012, cuando pasó a convertirse en un grupo terrorista perfectamente organizado, al unificar las decenas de células que, por aquel entonces, asolaban el territorio iraquí. El Estado Islámico está organizado económicamente, políticamente, militarmente, socialmente e incluso, legislativamente. No es un grupo de descerebrados que actúan como lobos solitarios en el territorio europeo. Muchos de sus principales líderes, son antiguos comandantes y generales del extinto ejército de Saddam Hussein. Sus atentados son organizados como ataque bélicos, con un trabajo de inteligencia pocas veces visto y con unos resultados muy exitosos. Prueba de ello, es ver como un sólo soldado fue capaz de acabar con la vida de más de 80 personas en Niza o como el atentado de París fue plenamente organizado en territorio sirio.

La retirada de las tropas estadounidenses de Iraq, dejando de la mano de Dios, nunca mejor dicho, un territorio tan bélico y conflictivo, como es el polvorín que actualmente representa Oriente Medio, ha sido el mayor error que se ha cometido. Pero los inteligentes europeos, presos de un mundo irreal y que ahora empiezan a pagar la soberbia y el desprecio con el que han tratado a los Estados Unidos, creían que lo que ocurría a miles de kilómetros de distancia, no les iba a afectar en lo más mínimo. A todo ello, en un ejercicio de buenismo estúpido, han permitido que se construyan mezquitas wahabíes en nuestro territorio, para que fomenten el odio a Occidente y pedir la muerte de los “perros cristianos”, en muchos casos han subvencionado la construcción de dichas mezquitas con nuestro dinero, permitiendo que se creen guetos en las principales ciudades europeas, en los cuales impera la Ley islámica (donde ni siquiera la policía se atreve a entrar), al tiempo que permitían la entrada de millones de personas de manera descontrolada, regalando pasaportes europeos sin ningún tipo de trabas y otorgando permisos de residencia a discreción. Y para más inri, ahora los ineptos que con tanto amor han tratado a los musulmanes y con tanto odio a los cristianos, salen con su Refugees Welcome, calificando de hechos aislados las violaciones masivas y los atentados que hemos sufrido en nuestro territorio.

A mayor abundamiento, Estados Unidos, ese perverso país que aporta el 75% del presupuesto de la OTAN; ese perverso país que nos ha tenido que venir a salvar el culo en dos ocasiones; ese perverso país que ha puesto encima de la mesa miles de muertos; ese perverso país que aporta más del 28% del presupuesto para las misiones de paz en el mundo, ya se ha cansado de aguantar a los estúpidos europeos, que en un alarde de superioridad moral, se han dedicado a insultarlos continuamente. Prueba de ello es el secretario de Estado (Rex Tillerson) que ha nombrado Donald Trump. El futuro presidente de Estados Unidos ha dejado muy claro que la seguridad de Europa y los conflictos bélicos internacionales que nos afectan, no contarán con la ayuda del país norteamericano. Los europeos ya no podrán disfrutar de la seguridad, que nos otorgaba saber que ya vendrían los yanquis a hacer el trabajo sucio, mientras nosotros salíamos a la calle a manifestarnos ante sus embajadas tildándolos de terroristas.

Pero lo peor de todo, el lado más siniestro y macabro de esta situación, es la negligencia que muestran nuestros políticos para hacer frente a esta situación. Lejos de sentar las bases para la creación de un ejército europeo, de unificar servicios de inteligencia, de actuar como en lo que estamos, en guerra, siguen haciendo el ridículo más espantosos encendiendo velitas, colocando placas conmemorativas y alardeando de una superioridad ética, que está autodestruyendo nuestra libertad y convivencia. Que nadie dude de que el triunfo de esta patulea antiestadounidense, que estúpidamente se aferran al discurso de “nos atacan porque nosotros les atacamos”, discurso zafio, de una ignorancia absoluta y de una bajeza moral insuperable, es un arma muy poderosa que tienen a su favor los yihadistas, que nos matan como a perros en nuestra propia casa. Hemos olvidado la esencia del ser humano, su maldad, su bajeza moral y lo más importante, hemos olvidado que el mundo es un lugar hostil y bélico. Pero no se preocupen, ya se encargaran de recordárnoslo los yihadistas, mientras amontonamos cadáveres y limpiamos la sangre de nuestros compatriotas.

En definitiva, como decían en la antigua Roma: “Si quieres la paz, prepara la guerra”.

Ver artículo original:

Trump: el reflejo de la realidad. -El libre pensador/Es diario-

Estamos en un momento en el que la población sólo se centra en buscar un líder, como si de un pastor se tratara, que guíe al rebaño por el buen camino y le solucione la vida.

Poco, o nada, importa que el mismo país que tiene una reina republicana, no logre comprender cómo es posible que Donald Trump sea presidente de la primera potencia mundial. Las distintas razones de la victoria del magnate neoyorquino son muchas; la más obvia es que al contrario de la mentalidad europea, Estados Unidos no es Nueva York, San Francisco o Washington.

La lección que nos ha dado el pueblo estadounidense a los países europeos y en especial a los partidos tradicionales, debería ser escuchada como lo que es, un ultimátum. En los países desarrollados, por suerte, hace mucho tiempo que los problemas más esenciales están resueltos. La gente no muere de hambre, existen cientos de organizaciones que dan un techo a aquellos que por desgracia no lo tienen, la libertad de expresión está garantiza, los derechos humanos se respetan, etc. Problemas que para la inmensa mayoría del mundo, siguen siendo su talón de Aquiles, aunque nosotros lo olvidemos. Por eso, ahora vemos como en países donde no hay un alto porcentaje de desempleados o de personas en extrema pobreza (excepto en la realidad paralela de cuatro trasnochados marxistas), el auge del populismo, de las soluciones mágicas a problemas complejos, el rechazo a la inmigración y al funcionamiento del sistema, gana adeptos a una velocidad de vértigo.

Ejemplos tenemos muchos, desde Grecia con Syriza, España con Podemos, Italia con el Movimiento 5 estrellas, Francia con el Frente Nacional u Holanda con el Partido por La Libertad. Todos esos partidos, siguen el mismo discurso: el aislamiento y el proteccionismo más absoluto en un mundo globalizado. El debate político, hace mucho tiempo que dejó de tener el foco en las ideologías, es absurdo hablar de liberales, socio-liberales, socialdemócratas o socialistas, cuando la gente no sabe ni lo que significa. Estamos en un momento en el que la población sólo se centra en buscar un líder, como si de un pastor se tratara, que guíe al rebaño por el buen camino y le solucione la vida. El debate político, ha entrado en la peligrosa fase de la superficialidad, y por supuesto, ahí los populistas se manejan mejor que nadie.

Intentar explicar a un redneck de Arizona (que trabaja más de 40 horas a la semana en un taller de coches por 1.000 dólares al mes), que el problema reside en un sistema económico cada vez más intervencionista, en los bajos tipos de interés fijados por la FED, en una política de inmigración excesivamente flexible, en las fallidas políticas de estímulo, y que eso no lo va a solucionar un muro, es absurdo.

Ese mismo tipo, lo único que ve, es que el inmigrante mejicano recién llegado a Estados Unidos y con siete hijos, vive mucho mejor que él, tiene garantizadas unas ayudas sociales que él no puede obtener y por culpa de la inmigración descontrolada, los sueldos cada vez bajan más en su ciudad. Mientras él cuente con un sistema sanitario paupérrimo, una educación basada en el negocio y el miedo a convertirse en una minoría dentro de su propio país, su voto siempre será para aquel que le promete cambiar la situación en la que se encuentra, ya que no tiene nada que perder.

A todo ello debemos añadir, que el fenómeno Trump ha sido tratado desde el inicio de una manera burda, pueril y amarillista. Gran culpa de su éxito radica especialmente en eso, en la lucha que lleva realizando la prensa y los medios de desinformación, por hacer de la política un circo, para que todos los analfabetos funcionales puedan formar parte del mismo, sin ofrecer ningún tipo de información esencial para decidir el futuro de su país. Quizás ahora estemos más entretenidos, pero del mismo modo la población está más desinformada que nunca.

Como dijo Allen Ginsberg: ‘’Quien controla los medios de comunicación, controla la cultura’’

Ver artículo original:

Una comida de domingo con los All Blacks, es decir, la familia Espinar. -El Libre Pensador/Es Diario-

Ya sabe, la próxima cita que tenga usted con la familia aproveche la ocasión, y entre percebe y percebe, pida lo típico de cualquier joven español de clase media y trabajadora.

Ramón Miniblack Espinar, citó ayer a los periodistas para explicar cómo fue posible adquirir una VPP con tan sólo 21 años, sin estar empadronado en Alcobendas, sin pasar por el concurso público que debe haber en estas operaciones, y cómo fue posible que consiguiera una hipoteca en plena crisis económica, si tal y como él dijo, se encontraba en una situación precaria.

Lo más interesante de la comparecencia fue cuando sin ningún tipo de tapujo, Miniblack soltó:  “Yo hice lo típico de cualquier chaval. Estas cosas pues las comentas en las comidas de los domingos”.

Me imagino una comida “dominguera” con los All Blacks. Mientras uno degusta el caviar de beluga, típico entrante de la clase media y obrera española, otro, con cara de preocupación comenta un ruido del motor de su Aston Martin que no acaba de convencerle. Raudo se mete una ostra con un fino aroma de trufa entre pecho y espalda para poder superar el calvario y la grave situación de precariedad a la que está sometido. Luego la tía le pregunta a la hermana de Miniblack por el nuevo bolso, la cual ha esperado impacientemente para poder presentar el nuevo accesorio a la familia. Un formidable Louis Vuitton, adquirido por la módica cifra de 4.000€. Pero la tía es más de Chanel y ridiculiza a la pobre joven calificándola de hortera y nueva rica.

El silencio se apodera de la mesa, la reunión familiar se ha estropeado, el feroz ataque de la tía hace gimotear a la pobre joven que con tanto esfuerzo y trabajo, había conseguido por fin el bolso de sus sueños. Pero pronto el padre de Miniblack reacciona: “¡Mutombo!”, “sí mi señor”, responde el mayordomo, con su impecable uniforme de algodón y unos guantes de seda blancos. “Trae la langosta que los entrantes ya nos los hemos comido, por cierto, los percebes estaban sosos”. El mayordomo obedece y trae la langosta en una preciosa bandeja de plata, pero langosta azul, nada de esas cosas de pobres.

“Ramoncín estás muy callado, ¿qué te pasa?”, Miniblack se arranca con esa gracia natural que tiene y esa manera tan sutil con la que modula: “Pues que a Jaime su padre le ha comprado un piso”. “¿No me digas? Bueno, tú no te preocupes ya sabes que papá tiene muchos contactos. Somos de clase obrera y a pesar de que Merkel nos está hostigando con sus políticas de austeridad nos lo podemos permitir”, responde su padre mientras saborea un vino tinto de Vega Sicilia.

“¡Que morro!”. Exclama la hermana de Ramoncín mientras se cruza de brazos. La dura crítica a su bolso ha sido un golpe duro. “Tu tranquila hija, a ti te compro un caballo. Ya sabes que yo trato igual a todos y todas los miembros y miembras de la familia”. Pero la idea no acaba de convencerle y replica: “Un caballo no, que eso es de pobres sureños. Yo quiero un poni”. Su padre con tal de poner fin a la tensión producida no vacila: “Lo que tú quieras hija, eso sí, no podrás irte de Erasmus”.

Y así es cómo se consigue con tan sólo 21 años comprarse un piso adjudicado a dedo, y venderlo por 30.000€ más en tan sólo unos meses. Todo ello bajo la opresión del IBEX 35, las élites financieras, el grupo Prisa y Franco reencarnado. Ya sabe, la próxima cita que tenga usted con la familia aproveche la ocasión, y entre percebe y percebe, pida lo típico de cualquier joven español de clase media y trabajadora.

Como dijo Miniblack: “Somos los hijos de los obreros que nunca pudisteis matar”

Ver artículo original:

Aprovecho para incorporar unos gastos de la familia “Black”,donde se muestra que las comidas familiares no eran sólo en su domicilio.