Lo que el ruido esconde (I-II-III). -El cántaro del aguador-

Lo que el ruido esconde (I)

Sepan ustedes en esta democracia de baja intensidad que padecemos hay algo que es de muchísima utilidad. Se llama ruido mediático y sirve a los Gobiernos, como el nuestro, que controlan el flujo de información que discurre por los canales del país. Ahora mismo acabamos de tener una demostración excelsa del uso de ese ruido mediático. Llevamos desde la debacle socialista y las elecciones USA con ese ruido: Trump-Trump-Trump en una sola dirección (qué malo es, es el demonio, nos va a meter en la tercera guerra mundial): diarios, tertulias televisivas, radiofónicas… Un empacho, vamos. Ya dijimos en su momento que donde más importa Trump es en los USA, no aquí; pero quiá: vox clamans.

Luego, se ha muerto Fidel Castro. Otra vez el chumba-chumba mediático, igualmente unidireccional: se nos ha muerto el líder, la revolución, las plañideras… Más ruido mediático. Si a usted, señor, no le gusta la política siempre le quedara el fúrbo con la últimaventosidad genialidad de algún astro del mundillo. Y si a usted, señora, no le gusta ni la política ni el fúrbo, podrá disfrutar de las noticias sobre la Pantoja, que por fin ha salido de la trena: el concierto, el disco, la polémica… O de los problemas de algún famosillo de medio pelo con algún exnovio o exnovia. Vamos, que han tenido ustedes dónde elegir.

El caso es que en este tiempo nuestros politicuchos no han perdido el tiempo, valga la redundancia. Les ha ido muy bien que la prensa (a la que en buena parte tienen comprada o acojonada) no les echara un ojo. Mientras todos miraban a otra parte, Mariano se las ha arreglado para ser presidente de nuevo, aunque con una minoría vergonzante. Por eso repetían tanto lo de «Esh la legishlatura del diálogo». A juzgar por cómo van a ir las cosas, «del diálogo y del talante», porque gobernar en minoría sólo para no ir a unas terceras elecciones es lo que tiene: no llevas a cabo tu programa político —en el caso de que tengas uno y le concedas algún valor—, sino el de tu socio, que puede vetar todo lo que no le guste. Pero de eso hablaremos en la entrada siguiente.

Ver artículo original:

Lo que el ruido esconde (II)

Sigo contándoles. Les decía que este ruido mediático ha servido para que Mariano vuelva a ser presidente de las atribuladas Batuecas, con una minoría vergonzante —le importa poco, con tal de ser él quien vaya al frente del desfile—. Nos hemos ido enterando de lo que tramaban mientras nosotros estábamos mirando hacia otro lado. Para lo que nos importa ahora, hay unos cuantos cambios remarcables. Veamos…

Cambio número uno: en Exteriores han puesto a un señor (Alfonso Dastis) que es diplomático de carrera. Parece lógico que el Ministro entienda de su parcela y que no sea como en aquel diálogo de la película De camisa vieja a chaqueta nueva (inencontrable hoy porque retrata demasiado bien a unos cuantos prohombres de la cosa pública que han sido y algunos aún son. Ríanse de la censura franquista): «Te han nombrado Director General para Orense de la cosa forestal». «¿Y eso de qué va?». «Ya te irás enterando». Pero es de agradecer que al frente del Ministerio haya un señor que haga poco ruido, tras el pirómano que le ha precedido. Aunque en Barcelona estuvieran encantados con él.

Cambio número dos: En Defensa han cambiado de titular. Morenés sale como embajador. Si fuera por los servicios prestados a la Nación en general y a las Fuerzas Armadas en particular, se hubiera merecido un consulado en Nueva Guinea. Pero ser amiguete deMariano le ha valido la codiciadísima e importante Embajada en los USA. No tenemos noticia de su pericia diplomática, pero bueno: los amigos están para hacerse favores… no necesariamente mutuos, como hubiera dicho Tom Highway.

A cambio, han ganado de ministra a Mª Dolores de Cospedal. No se conoce que la flamante ministra de la cosa militar pueda exhibir tradición castrense alguna: su tradición es más bien la de cobrar mucho de muchos sitios a la vez. Por lo demás, que la hayan metido en Defensa, en estos tristes tiempos para la cosa militar, suena a castigo. Quizá por no compaginar bien la Secretaría General del Partido con la Presidencia en Castilla-La Mancha durante la legislatura de la mayoría absoluta (hubiera sido deseable sólo uno de los cargos; pero conociendo su tradición…).

Cambio número 3: Le han quitado a Montoro la parcela de «Administraciones Públicas (hoy “Territoriales”)» y se la han dado a Soraya. Se conoce que a Montoro tanta concentración de poder no le ha sentado bien y por eso a Soraya, sin quitarle la Vicepresidencia, le dan poder sobre todos los funcionarios públicos. Pero lo curioso es que Soraya, ni corta ni perezosa, se ha montado un despacho en Barcelona, cerca de la Delegación del Gobierno, en la que también hay cambios: sale Llanos de Luna, que se ha partido la cara con los revoltosos del Govern, y entra el ex-UDC Enric No-passa-res Millo. Quizá por esa condición de ex de Duran i Lleida —de quien nunca se supo del todo a qué jugaba— quiere vigilarlo más de cercaSoraya.

Ha habido otros cambios menores: así, a Álvaro Nadal le han dado Turismo y Agenda Digital, cualquier cosa que la «Agenda Digital» sea. La cosa es que a Nadal le han dado un Ministerio «porque no podían no dárselo, después de todo lo que ha trabajado en la Oficina Económica» y tal. Ah, y también porque al ser el único de todo el Gobierno que habla alemán, es el único también que puede entenderse, de buenas o a cara de perro con Merkel o Schäuble.

Y finalmente, el gran triunfo de los LGTBI: Dolors Montserrat, menestra de Sanitat i Consum, que lo es porque los LGTBI le han dado el visto bueno. En Sanidad no tiene que hacer nada, porque prácticamente todo está transferido (gracias, Ernest Lluch); y otro tanto se diga de Consumo. Se preguntarán ustedes: «Y si está todo transferido, ¿para qué queremos un Ministerio de Sanidad?». Pues porque desde los tiempos de la Bibiana queda el chiringuito de la Igualdad a nivel nacional. Y para facilitar el cambio de sexo en toda España, y la «visibilización» de los sesenta géneros presuntamente existentes y otras locuras de la agenda LGTBI (eso es una «agenda» y no esa chorrada de la «Agenda Digital»).

Me concederán ustedes que para esto hacía falta todo este tiempo. Pero no queda aquí la cosa, que va. En la próxima entrada seguimos.

Ver artículo original:

Lo que el ruido esconde (III)

Sigue la relación. Ya tenemos formado el Gobierno, el Gobierno «del diálogo y del talante», así que ahora se disponen a ¿gobernar? La rueda de las noticias, importantes o intrascendentes, no se para y lo primero que ha hecho el nuevo Gobierno es subirnos los impuestos schon wieder. Claro que no lo hace por fiestas, sino con efectos del mes que viene, para cuadrarlo con el debate de presupuestos que tendrá lugar en febrero. Montoro se frota las manos, además, con las percepciones por la derogación de la cláusula-suelo, que ha tenido que venir de Europa porque aquí nadie se atreve a toser al sistema bancario. Nota para los que dicen que no hubo rescate: es verdad, no hubo rescate. Pero para los bancos sí lo hubo. Se dejó caer a las familias, pero a los bancos, ¡Dios nos libre de que un banco quiebre! Con el agravante de las indemnizaciones que algunos banqueros se otorgaron a sí mismos antes de largarse a su casa y que después nadie les ha reclamado. Y tocan, prácticamente, todos los impuestos.

Otra más. Ayer tocó el Gordo y no sólo al Partido Comunista. Ya sé que no ocurrirá —el soviet dominante allí lo va a impedir—, pero estaría bien que TVE o bien emitiera o bien repusiera la película o capítulo de serie de Don Camillo, el socarrón personaje de Giovanni Guareschi, para recordarnos qué le pasó a Peppone, el alcalde comunista, cuando le tocó la lotería. Donde también tocó la lotería es en Barcelona y a los indepens. Más dinero para Cataluña en la lotería del FLA. Los indepens, revoltosos, y el Gobierno, que quiere la fiesta en paz. Más estructures d’Estat para Cataluña, mientras el Gobierno, con el dinero de todos los españoles, paga simplemente para que se vayan el año que viene, no éste, que no les viene bien. Un servidor se imagina que en algún momento la fiesta del dinero habrá de terminar, bien porque no haya más dinero, bien porque no quede más paciencia. Pero, por lo visto y mientras tanto, ¡viva la Nicolasa!, que nos permite vivir tan de puta madre del país veí y sin consecuencia alguna. Supongo que Llanos de Luna se habrá quedado bien descansada después de estar partiéndose la cara con los indepens sin haber recibido apoyo alguno del Gobierno, ni expreso, ni tácito, ni presunto porque éste aplicaba la doctrina Bermejo: cuando la jugada lo aconseje, que en el caso de los indepens es nunca. Lo dicho: ¡viva la Nicolasa!

Y la última, que no es ninguna bomba sino algo más o menos esperado. José María Aznar, que fundó el PP de las cenizas de AP, echa el cierre. Deja de ser Presidente de Deshonor del partido que antes se llamó PP y ahora se llama «PMR» (Partido de Mariano Rajoy). De Mariano Rajoy abajo, muchos le deben todo lo que son; pero en política las lealtades son volátiles y ahora lo que toca es seguir a otro líder. La transformación del PP en un partido socialdemócrata (hoy uno puede votar al PMR o al PSOE indistintamente y sin despeinarse) tras echar a la base conservadora católica y a los liberales anunciada en Alcoy en 2008 y cuya unión consiguió Aznar en 1996, es hoy completa. No hay más que ver a especímenes como Cifuentes, Andrea Levy o Maroto el de la moto. Suena como aquello de: «En el día de hoy, cautiva y desarmada la oposición liberal-conservadora, han alcanzado las huestes marianescas sus últimos objetivos políticos. La oposición a Mariano Rajoy ha terminado».

Feliz Año Nuevo a todos… y que Dios y Montoro nos cojan confesados.

Ver artículo original:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s