1-Sigue el golpe de Estado. 2-Hachazo por Navidad. -OK Diario-

1-Sigue el golpe de Estado

Carles Puigdemont prefiere la violencia y el chantaje antisistema de la CUP a la mano tendida del Gobierno, el golpe de Estado a la paz social. Tras alcanzar un acuerdo con los radicales para tratar de celebrar un referéndum independentista, persevera en una senda que llevaría a Cataluña a la más absoluta de las ruinas. El presidente de la Generalitat insiste en su deriva a pesar de los procesos abiertos por el Tribunal Constitucional y por el Supremo contra Carme Forcadell y Francesc Homs respectivamente. Ni siquiera el hecho de que necesiten 7.392 millones de euros del Fondo de Liquidez Autonómica en 2017 parece disuadirlo. Y eso que el propio Oriol Junqueras ha reconocido que Cataluña dependerá del resto de España, al menos, hasta 2026. Resulta paradójico que una comunidad autónoma secuestrada por los secesionistas sea tan dependiente. Del mismo modo que llama la atención la obcecación de los falsos padres de la patria catalana incluso cuando el CIS catalán señala que el ‘no’ a la independencia superaría al ‘sí’ por 1,5 puntos.

Todo ello es la prueba de que este desvarío es la amalgama de una serie de intereses personales y no el sentir mayoritario y generalizado del pueblo catalán. Lamentablemente, toda esta locura está enraizándose de manera peligrosa en algunos sectores de la sociedad. En las últimas semanas, hemos comprobado cómo los miembros de la CUP ha intentado batasunizar Cataluña. Agresiones a trabajadores, Constituciones quemadas, fotos del Rey destrozadas… son algunas de las pruebas de que poco a poco tratan de imponer su sinrazón aunque sea mediante la violencia. Un remedo de lo que ya hicieran los abertzales en el País Vasco. Por si fuera poco, el adoctrinamiento se acrecienta también en los medios de comunicación públicos. Si la TV3 ya era de por sí el altavoz de los golpistas, estas Navidades ha dado un paso más al prohibir el discurso del monarca por primera vez en su historia. Pasos y más pasos hacia el filo del precipicio que cada día acercan más la posibilidad de aplicar el artículo 155 de nuestra Carta Magna.

2-Hachazo por Navidad

Al tiempo que Madrid se convertía en la ratonera más grande de España, Manuela Carmena se había ido de vacaciones sin avisar. Norma en ella. La alcaldesa se ha librado así de las salvajes restricciones de tráfico que han provocado el caos circulatorio en la capital. Una operación mal informada, y peor gestionada, que al final tan sólo ha servido como excusa recaudatoria. Los efectivos de la Policía han multado a cientos de conductores que, indignados, reclamaban más información y flexibilidad ante la imposibilidad de acceder con sus coches al centro de la ciudad para cubrir necesidades perentorias como trabajar o ir al médico. No obstante, los madrileños no deberían dejarse engañar por la teórica improvisación —interesada— del Consistorio. En política, como en la vida, muy pocas cosas quedan al arbitrio de la casualidad. Resulta llamativo que este plan “contra la contaminación” de nulo recorrido —terminó este jueves— se desarrolle el día en el que Ahora Madrid, con el apoyo del PSOE, ha subido los impuestos a los madrileños en 225 millones. Lo que provoca que, a partir de ahora, cada ciudadano tenga que pagar 72 euros más.

Un hachazo a la economía local que desde el equipo de Gobierno han tratado de disimular desviando el foco informativo hacia la teórica lucha contra la polución. La maniobra se resume en un detalle: el pleno para discutir algo tan importante como el incremento fiscal se ha convocado con tan sólo 24 horas de antelación y sin establecer de un modo claro el orden del día. Un modus operandi que, si bien no sorprende de tan habitual, vuelve a perfilar el nivel del Ayuntamiento que dirige Manuela Carmena. Lamentablemente para los madrileños, mientras Esperanza Aguirre y Begoña Villacís intentan recurrir esta puñalada tributaria, el Partido Socialista de Madrid mantiene una actitud de connivencia con la marca blanca de Podemos en la capital de España. Con el agravante, además, de que posibilita con su apoyo que Carmena y los suyos campen a sus anchas aunque cada nuevo disparate siempre logre superar al anterior.

 

Lo que el ruido esconde (I-II-III). -El cántaro del aguador-

Lo que el ruido esconde (I)

Sepan ustedes en esta democracia de baja intensidad que padecemos hay algo que es de muchísima utilidad. Se llama ruido mediático y sirve a los Gobiernos, como el nuestro, que controlan el flujo de información que discurre por los canales del país. Ahora mismo acabamos de tener una demostración excelsa del uso de ese ruido mediático. Llevamos desde la debacle socialista y las elecciones USA con ese ruido: Trump-Trump-Trump en una sola dirección (qué malo es, es el demonio, nos va a meter en la tercera guerra mundial): diarios, tertulias televisivas, radiofónicas… Un empacho, vamos. Ya dijimos en su momento que donde más importa Trump es en los USA, no aquí; pero quiá: vox clamans.

Luego, se ha muerto Fidel Castro. Otra vez el chumba-chumba mediático, igualmente unidireccional: se nos ha muerto el líder, la revolución, las plañideras… Más ruido mediático. Si a usted, señor, no le gusta la política siempre le quedara el fúrbo con la últimaventosidad genialidad de algún astro del mundillo. Y si a usted, señora, no le gusta ni la política ni el fúrbo, podrá disfrutar de las noticias sobre la Pantoja, que por fin ha salido de la trena: el concierto, el disco, la polémica… O de los problemas de algún famosillo de medio pelo con algún exnovio o exnovia. Vamos, que han tenido ustedes dónde elegir.

El caso es que en este tiempo nuestros politicuchos no han perdido el tiempo, valga la redundancia. Les ha ido muy bien que la prensa (a la que en buena parte tienen comprada o acojonada) no les echara un ojo. Mientras todos miraban a otra parte, Mariano se las ha arreglado para ser presidente de nuevo, aunque con una minoría vergonzante. Por eso repetían tanto lo de «Esh la legishlatura del diálogo». A juzgar por cómo van a ir las cosas, «del diálogo y del talante», porque gobernar en minoría sólo para no ir a unas terceras elecciones es lo que tiene: no llevas a cabo tu programa político —en el caso de que tengas uno y le concedas algún valor—, sino el de tu socio, que puede vetar todo lo que no le guste. Pero de eso hablaremos en la entrada siguiente.

Ver artículo original:

Lo que el ruido esconde (II)

Sigo contándoles. Les decía que este ruido mediático ha servido para que Mariano vuelva a ser presidente de las atribuladas Batuecas, con una minoría vergonzante —le importa poco, con tal de ser él quien vaya al frente del desfile—. Nos hemos ido enterando de lo que tramaban mientras nosotros estábamos mirando hacia otro lado. Para lo que nos importa ahora, hay unos cuantos cambios remarcables. Veamos…

Cambio número uno: en Exteriores han puesto a un señor (Alfonso Dastis) que es diplomático de carrera. Parece lógico que el Ministro entienda de su parcela y que no sea como en aquel diálogo de la película De camisa vieja a chaqueta nueva (inencontrable hoy porque retrata demasiado bien a unos cuantos prohombres de la cosa pública que han sido y algunos aún son. Ríanse de la censura franquista): «Te han nombrado Director General para Orense de la cosa forestal». «¿Y eso de qué va?». «Ya te irás enterando». Pero es de agradecer que al frente del Ministerio haya un señor que haga poco ruido, tras el pirómano que le ha precedido. Aunque en Barcelona estuvieran encantados con él.

Cambio número dos: En Defensa han cambiado de titular. Morenés sale como embajador. Si fuera por los servicios prestados a la Nación en general y a las Fuerzas Armadas en particular, se hubiera merecido un consulado en Nueva Guinea. Pero ser amiguete deMariano le ha valido la codiciadísima e importante Embajada en los USA. No tenemos noticia de su pericia diplomática, pero bueno: los amigos están para hacerse favores… no necesariamente mutuos, como hubiera dicho Tom Highway.

A cambio, han ganado de ministra a Mª Dolores de Cospedal. No se conoce que la flamante ministra de la cosa militar pueda exhibir tradición castrense alguna: su tradición es más bien la de cobrar mucho de muchos sitios a la vez. Por lo demás, que la hayan metido en Defensa, en estos tristes tiempos para la cosa militar, suena a castigo. Quizá por no compaginar bien la Secretaría General del Partido con la Presidencia en Castilla-La Mancha durante la legislatura de la mayoría absoluta (hubiera sido deseable sólo uno de los cargos; pero conociendo su tradición…).

Cambio número 3: Le han quitado a Montoro la parcela de «Administraciones Públicas (hoy “Territoriales”)» y se la han dado a Soraya. Se conoce que a Montoro tanta concentración de poder no le ha sentado bien y por eso a Soraya, sin quitarle la Vicepresidencia, le dan poder sobre todos los funcionarios públicos. Pero lo curioso es que Soraya, ni corta ni perezosa, se ha montado un despacho en Barcelona, cerca de la Delegación del Gobierno, en la que también hay cambios: sale Llanos de Luna, que se ha partido la cara con los revoltosos del Govern, y entra el ex-UDC Enric No-passa-res Millo. Quizá por esa condición de ex de Duran i Lleida —de quien nunca se supo del todo a qué jugaba— quiere vigilarlo más de cercaSoraya.

Ha habido otros cambios menores: así, a Álvaro Nadal le han dado Turismo y Agenda Digital, cualquier cosa que la «Agenda Digital» sea. La cosa es que a Nadal le han dado un Ministerio «porque no podían no dárselo, después de todo lo que ha trabajado en la Oficina Económica» y tal. Ah, y también porque al ser el único de todo el Gobierno que habla alemán, es el único también que puede entenderse, de buenas o a cara de perro con Merkel o Schäuble.

Y finalmente, el gran triunfo de los LGTBI: Dolors Montserrat, menestra de Sanitat i Consum, que lo es porque los LGTBI le han dado el visto bueno. En Sanidad no tiene que hacer nada, porque prácticamente todo está transferido (gracias, Ernest Lluch); y otro tanto se diga de Consumo. Se preguntarán ustedes: «Y si está todo transferido, ¿para qué queremos un Ministerio de Sanidad?». Pues porque desde los tiempos de la Bibiana queda el chiringuito de la Igualdad a nivel nacional. Y para facilitar el cambio de sexo en toda España, y la «visibilización» de los sesenta géneros presuntamente existentes y otras locuras de la agenda LGTBI (eso es una «agenda» y no esa chorrada de la «Agenda Digital»).

Me concederán ustedes que para esto hacía falta todo este tiempo. Pero no queda aquí la cosa, que va. En la próxima entrada seguimos.

Ver artículo original:

Lo que el ruido esconde (III)

Sigue la relación. Ya tenemos formado el Gobierno, el Gobierno «del diálogo y del talante», así que ahora se disponen a ¿gobernar? La rueda de las noticias, importantes o intrascendentes, no se para y lo primero que ha hecho el nuevo Gobierno es subirnos los impuestos schon wieder. Claro que no lo hace por fiestas, sino con efectos del mes que viene, para cuadrarlo con el debate de presupuestos que tendrá lugar en febrero. Montoro se frota las manos, además, con las percepciones por la derogación de la cláusula-suelo, que ha tenido que venir de Europa porque aquí nadie se atreve a toser al sistema bancario. Nota para los que dicen que no hubo rescate: es verdad, no hubo rescate. Pero para los bancos sí lo hubo. Se dejó caer a las familias, pero a los bancos, ¡Dios nos libre de que un banco quiebre! Con el agravante de las indemnizaciones que algunos banqueros se otorgaron a sí mismos antes de largarse a su casa y que después nadie les ha reclamado. Y tocan, prácticamente, todos los impuestos.

Otra más. Ayer tocó el Gordo y no sólo al Partido Comunista. Ya sé que no ocurrirá —el soviet dominante allí lo va a impedir—, pero estaría bien que TVE o bien emitiera o bien repusiera la película o capítulo de serie de Don Camillo, el socarrón personaje de Giovanni Guareschi, para recordarnos qué le pasó a Peppone, el alcalde comunista, cuando le tocó la lotería. Donde también tocó la lotería es en Barcelona y a los indepens. Más dinero para Cataluña en la lotería del FLA. Los indepens, revoltosos, y el Gobierno, que quiere la fiesta en paz. Más estructures d’Estat para Cataluña, mientras el Gobierno, con el dinero de todos los españoles, paga simplemente para que se vayan el año que viene, no éste, que no les viene bien. Un servidor se imagina que en algún momento la fiesta del dinero habrá de terminar, bien porque no haya más dinero, bien porque no quede más paciencia. Pero, por lo visto y mientras tanto, ¡viva la Nicolasa!, que nos permite vivir tan de puta madre del país veí y sin consecuencia alguna. Supongo que Llanos de Luna se habrá quedado bien descansada después de estar partiéndose la cara con los indepens sin haber recibido apoyo alguno del Gobierno, ni expreso, ni tácito, ni presunto porque éste aplicaba la doctrina Bermejo: cuando la jugada lo aconseje, que en el caso de los indepens es nunca. Lo dicho: ¡viva la Nicolasa!

Y la última, que no es ninguna bomba sino algo más o menos esperado. José María Aznar, que fundó el PP de las cenizas de AP, echa el cierre. Deja de ser Presidente de Deshonor del partido que antes se llamó PP y ahora se llama «PMR» (Partido de Mariano Rajoy). De Mariano Rajoy abajo, muchos le deben todo lo que son; pero en política las lealtades son volátiles y ahora lo que toca es seguir a otro líder. La transformación del PP en un partido socialdemócrata (hoy uno puede votar al PMR o al PSOE indistintamente y sin despeinarse) tras echar a la base conservadora católica y a los liberales anunciada en Alcoy en 2008 y cuya unión consiguió Aznar en 1996, es hoy completa. No hay más que ver a especímenes como Cifuentes, Andrea Levy o Maroto el de la moto. Suena como aquello de: «En el día de hoy, cautiva y desarmada la oposición liberal-conservadora, han alcanzado las huestes marianescas sus últimos objetivos políticos. La oposición a Mariano Rajoy ha terminado».

Feliz Año Nuevo a todos… y que Dios y Montoro nos cojan confesados.

Ver artículo original:

Las grandes mentiras de Podemos en 2016. -Isaac Parejo-

2016 ha sido un año convulso en la política española. Tras más de 300 días de gobierno en funciones que nos ha colocado como el tercer país del mundo con más tiempo sin gobierno, Rajoy ha conseguido finalmente ser presidente con el apoyo de Ciudadanos y la abstención del PSOE. Pero hay un cuarto en discordia, el populismo representado por Podemos.

Como todos sabemos, los movimientos populistas se sirven de la mentira para calar en la sociedad. Mentiras adornadas con medias verdades o embustes directamente que divulgan sin ningún pudor. Esta no es una técnica inventada por el partido de Pablo Iglesias ya que ha sido usada por todos los movimientos populistas a lo largo del siglo XX, desde Hitler hasta Hugo Chávez.

Este 2016 que ya acaba nos deja un reguero de falsedades por parte de la formación morada bastante importante. Repasemos.

La mayoría social

Comenzamos el año con las recién celebradas elecciones de diciembre de 2015. Pablo Iglesias se ofrecía al extinto Pedro Sánchez para la formación de un gobierno de coalición. Su premisa era que el Congreso estaba formado por una mayoría de izquierdas que pedía a gritos un gobierno “progresista”.

Veamos el resultado salido de las urnas aquel 20 de diciembre de 2015:

eleccionesA menos que el PNV o la antigua Convergencia se hayan transformado en fuerzas progresistas de izquierdas y ya no sean la derechona rancia y nacionalista que han sido toda la vida, las fuerzas de izquierdas representadas en el Congreso fueron 172 diputados frente a los 178 de centroderecha. Daba igual, la mayoría social representada en el cerebro de Pablo Iglesias pedía a los cuatro vientos que él se convirtiera en el vicepresidente del país.

Los sillones

Los sillones, esos grandes enemigos de Podemos. A ellos solo les importaba la Gente (marca registrada). Renunciaban a los cargos y a entrar en gobiernos ajenos. Hasta que llegó la posibilidad de tocar poder. Iglesias no dudó en pedirse al menos 7 ministerios para su gobierno de coalición con Pedro Sánchez. Y no cualquier ministerio. Defensa, vicepresidencia o el CNI son algunos de los organismos que Coleta Morada quería controlar para mejorar la vida de la gente.

Las renuncias

A pesar de que los alcaldes del cambio prometieron bajarse el suelo y no lo han hecho, incluso en algunos casos se lo han subido, los diputados de Podemos que prometieron cobrar solo 3 salarios mínimos (nadie sabe por qué tres y no uno, quizás porque suena mejor decir eso a que cobrarán el triple del salario mínimo) cobran su sueldo al completo. Sí, ellos siguen orgullosos de percibir un salario de 1.985 euros. No es cierto, su sueldo es de 4.600, de los que donan  poco más de 2.000… ¡a su propio partido! Y no todos. Es decir, una autodonación en toda regla.

Llamativo fue el caso de Ramón Espinar que renunció a un sueldo que no podía cobrar por ley. Era el caso de su salario como senador, incompatible con su nómina como diputado de la asamblea de Madrid. Además este 2016, el citado Espinar ha llegado a acumular hasta tres cargos cuando los estatutos de su propio partido impiden ocupar más de dos. También llamó la atención, aunque pertenece a 2015, los 6.200 euros que Teresa Rodriguez percibió como Eurodiputada por 5 días de trabajo antes de renunciar al acta para liderar Podemos Andalucía. No donó ni un solo céntimo de esa abultada retribución de más de 1.200 euros diarios.

Y por supuesto la famosa renuncia a su aforamiento del diputado Diego Cañamero. Un aforamiento al que no se puede renunciar debido a que hace falta una reforma de la Constitución para tal fin.

La reducción de la deuda de Carmena

Esto es un mantra que se ha repetido sin parar durante meses. Otra falsedad más de la formacion morada, en este caso referente al ayuntamiento del cambio de la señora Carmena. No, Carmena no ha reducido un solo euro de esos 1.000 millones en el ejercicio de junio de 2015 hasta el mismo mes de 2016. Lo que ocurrió en 2015 es que el consistorio dirigido por la exjueza se dedicó a aplicar el presupuesto aprobado por el gobierno de Ana Botella, de modo que la reducción sería aplicable a ella, sin contar con el amplio superávit que se encontraron al llegar. Es más, el gobierno de Ana Botella ya venía reduciendo la deuda en más de esos 1.000 millones cada año, de modo que la reducción de deuda se ha ralentizado desde que Ahora Madrid llegó al ayuntamiento incluso siguiendo el plan de Botella. Por otra parte, el discurso contradictorio de la formación morada les lleva a enorgullecerse de esta reducción (que no es fruto de su gestión) y a la vez despotricar contra la regla de gasto impuesta por Montoro que ha llevado al ayuntamiento a reducir dicha deuda. Todo un sinsentido.

Sí, ineficacia, que ni siguiendo un plan de deuda ya elaborado que permitía reducir la deuda en 1.200 millones anuales son capaces de mantener el ritmo.

Ramón Espinar

El caso Espinar ha sido otro de los temas de 2016. Su VPO, con la que apenas intentó especular, ha estado en boca de la opinión pública durante varias semanas, pero ha sido olvidado ya. Qué lástima. El hijo del mangante que se llevó casi 200.00 euros de una tarjeta black no especuló con una vivienda pública sino que se benefició “de la diferencia entre el precio de compra y el de venta”, según dice él. La verdad es que su declaración ante la prensa estuvo repleta de mentiras que no han impedido que el Ramón siga en su puesto como si no ocurriera nada. A pesar de que llegó a declarar esto en alguna ocasión del pasado:

Ramón especuló con vivienda pública, ni más ni menos. Si no podía pagarla, como declaró, tenía la posibilidad de devolverla pero aún así, la vendió por un precio superior al que le costó aunque ni siquiera llegó a vivir en ella.

La democracia

Aunque ya sabíamos que Podemos es un partido totalitario que aspira a instaurar en España una dictadura al más puro estilo bolivariano, este año se ha dejado entrever más que nunca. La muerte del dictador Fidel Castro ha dejado un reguero de condolencias por parte de todo el partido (Izquierda Unida incluido) que contrasta con sus críticas a la democracia en España y sus reivindicaciones para que el Jefe del Estado en nuestro país sea elegido en las urnas que, como todos sabemos, en Cuba, Fidel ha sido elegido en numerosos comicios celebrados a lo largo de 60 años.

rey

No a las monarquías parlamentarias sin ningún poder en el gobierno y que son refrendadas en las elecciones y sí a las dictaduras hereditarias que no han sido votadas por nadie.

La educación

Uno de los caballos de batalla, no solo de Podemos sino también del PSOE, ha sido, cómo no, la LOMCE, la única ley educativa no socialista que ha tenido este país en 35 años. Para combatir el perder la hegemonía en el adoctrinamiento por la izquierda se han usado todo tipo de artimañas y mentiras para justificar el supuesto agravio de una ley que apenas comenzó a implantarse el pasado año y de la que no hemos podido ver sus efectos. Aún así, visionarios como el eurodiputado de Podemos Miguel Urban fueron capaces de predecir el futuro.

Aunque para ello tuviera que usar un gráfico elaborado antes de la implantación de la LOMCE, por lo tanto refleja el abandono escolar consecuencia de las leyes socialistas. Ni se inmutó, no borró el tuit siquiera, mintió descaradamente. Ya sabe usted, difama que algo queda.

El tema de las becas también es algo recurrente en el discurso falaz de Podemos. La formación morada arremete continuamente contra el sistema de becas que supuestamente el PP ha destrozado para que solo puedan estudiar los ricos.

becas

Pero los datos son los datos, y lo que el Ministerio de Educación arroja, a menos que los ministerios se dediquen a falsear datos fácilmente comprobables en el BOE, es que la inversión en becas no solo no se ha recortado sino que ha aumentado. De hecho durante el curso 2015-2016 hubo casi 10.000 becarios más que el curso anterior. Lo que ocurre es que se ha endurecido el criterio para asignación de becas, para que su concesión se realice a la gente que realmente lo necesita, no como ocurría en la época zapateril que las becas llovían del cielo y muchos la usaban para irse de vacaciones o sacarse el carnet de conducir.

La sanidad

Si por cada mentira de Podemos en este tema pusieramos un euro en una hucha, acabaríamos con la deuda pública de España en un santiamén. Han sido tantos los embustes que sería difícil elegir uno. Veamos, es cierto que ha habido recortes en sanidad pero exactamente el mismo recorte que hizo ZP en 2010 y del cuál nadie habló. Los recortes se llevaron a cabo en absolutamente todas las partidas presupuestarias, era imposible mantener la inversión en todas si queríamos bajar el déficit, pero ese no es el tema. El presunto empeoramiento de la sanidad en nuestro país es tan falso como que según el CIS los españoles siguen dando una nota excelente a nuestro sistema sanitario. Quizás una de las mayores mentiras descaradas de Podemos este año respecto a este tema fue perpetrada por la embustera Irene Montero que afirmó en Espejo Público que muchas de sus amigas que vivían fuera de España no tenían asistencia sanitaria cuando venían a su país.

Alfonso Rojo le pidió una y otra vez que diera el nombre del hospital que denegó la asistencia a sus amigas y ella, como quien oye llover, apelaba a la declaración de Derechos Humanos de la ONU porque básicamente se había inventado la historia.

Si alguien emigra y tras tres meses vuelve a España y no dispone de  tarjeta sanitaria es tan fácil como volverse a apuntar al paro y su tarjeta es devuelta sin ningún problema porque pasa a ser beneficiario del Estado, como cualquier desempleado. Pero quizás de lo que habla Irene es sobre los casos en que un emigrante que trabaja en otro país viene a su país para pasar unas vacaciones y espera tener asistencia aquí cuando está cotizando en otro país y ya no pertenece a la seguridad social de España. Si las amigas inexistentes de Irene querían tener cobertura en España no tenían más que sacarse la tarjeta sanitaria europea en el país en el que trabajan para tener total cobertura en España cuando vengan de vacaciones. Pero es un tema demasiado complejo para la demagogia barata de los que te explican el funcionamiento de un estado en 2 tuits.

Los enchufados

Uno de los grandes argumentos de Podemos antes de pisar las instituciones fue el nepotismo de la casta a la hora de enchufar amigotes y familiares en puestos públicos relevantes. Esto no solo se ha mantenido en los ayuntamientos del cambio sino que ha ido a más. La lista de enchufados en los consistorios del cambio durante el 2016 es interminable siendo Madrid líder en colocados. El sobrino de Carmena, el hermano de Alberto Garzón, la exnovia de Guillermo Zapata, la familia Maestre al completo, Samuel Romero, Vanesa Valiño y así hasta 44 enchufados solo en el consistorio madrileño. Pero la lista no acaba aquí y abarca también los ayuntamientos de Ada Colau o el Kichi en Cádiz.

Esta es la lista de los colocados de Podemos aportada por Ciudadanos solo en el ayuntamiento de Madrid. -CLICK AQUÍ-

La democracia interna

Podemos siempre se enorgullece de su democracia interna, de que el debate es sano, de que en Podemos hay muchas corrientes de pensamiento. Pero del dicho al hecho hay un trecho. La formación morada tiene en su seno tanta democracia como Corea del Norte. Las purgas de Iglesias a todo el que discrepa de él son antológicas, ya no hablamos de Sergio Pascual o de la macropurga que llevó a cabo en Galicia. El inminente congreso de Podemos en Vistalegre donde se disputa el liderazgo con Íñigo Errejón ha acelerado la eliminación de todo adversario siendo la última víctima el portavoz de Podemos Madrid, José Manuel López perteneciente al ala errejonista del partido.

Tras declarar que Podemos necesita una dirección más plural y que el debate y las distintas corrientes son sanas en un partido, nos espetó esto:

corrientes

La supuesta burla de Rita Barberá a las víctimas del metro

Hace poco asistíamos al repentino fallecimiento de Rita Barberá y sobraron minutos para que toda la progresía se lanzara a celebrarlo como si hubiera muerto algún sanguinario dictador, por ejemplo, no sé, Fidel Castro. El caso es que Podemos y sus seguidores comenzaron a hacer circular  como la pólvora un video en el que la fallecida alcaldesa se burlaba presuntamente de las víctimas del metro de Valencia que se concentraron bajo el balcón del consistorio durante la Mascletá de las Fallas. Hay que decir que el video no fue grabado por un espontáneo sino por la productora Barret Films, encargada de realizar videos para determinados colectivos, por ejemplo, del que hablaremos a continuación. No, Rita no se burló de las víctimas del metro. Contemos la verdad. En Valencia existe un movimiento estudiantil llamado Intifalla que se dedica a concentrarse frente a las puertas del consistorio cada día de las distintas Mascletás que se celebran, en protesta por los casos de corrupción y para pedir la dimisión de la alcaldesa y que Barberá conocía muy bien. A su lado había un grupo reducido de la asociación de víctimas del metro y se utilizó el video para manipular el contenido del gesto. El movimiento Intifalla, cuyo logo es una fallera con una metrallintifalleseta, era el que estaba concentrado a las puertas del ayuntamiento durante la Mascletá, como demuestra este cartel, de modo que fue este movimiento el que manipuló el video para achacar la burla que Rita Barberá les hizo a los pocos concentrados de la asociación de víctimas del metro que tenían al lado.

 .

Bonus Track: los transplantes de Carolina Bescansa

Hace unos meses la diputada Carolina Bescansa afirmaba en “Los Desayunos de RTVE”, sin despeinarse, que España es líder en transplantes de órganos “por la alta tasa de accidentes de tráfico” achacando esto al mal estado de las carreteras por falta de inversión. El dato no solo era falso sino que Carolina Bescansa, como todo su partido, se quedó anclada en el pasado. Es cierto que una gran parte de los transplantes provenían de accidentes de tráfico, pero en los años 90 cuando era de un 43%. Actualmente el porcentaje de transplantes provenientes de accidentes en carretera es del 4%, según la Organización Nacional de Transplantes. Dio igual, Bescansa mintió como suele hacer siempre y aquí paz y después gloria.

Podríamos seguir así durante mucho más tiempo pero nada más lejos de mi intención que aburriros con los interminables embustes de la formación neocomunista nórdica. Está claro que la mentira es un oficio, y en política todo vale, pero cuando además tienes a un auditorio dispuesto a tragarse tus soflamas como un plato de sopa, todo es más fácil. Y más si estás 24 horas en televisión, un medio que manejan a la perfección. Podemos, sí, pero mentir y muy bien.