Carné de americano. -Antonio Burgos/El recuadro-ABC-

¿Quién dijo aquello? ¿Fue Jacinto Benavente, o como se suelen atribuir todas las citas sin verificar autoría, una frase de Wilde o de Churchill? Me refiero a lo de: “Bienaventurados mis imitadores, porque de ellos serán mis defectos”. Es justamente lo que nos pasa a los españoles con los Estados Unidos, esa nación de democracia más que consolidada a la que odia la izquierda que, por cierto, no dice ni palabra contra Venezuela, Cuba o Corea del Norte. Los españoles hemos copiado de los americanos lo peor, a saber:

Las hamburgueserías y el indiscriminado uso a discreción del Ketchup, con el que decía un argentino que hasta una mierda está buena. La cocacola, tan barrigona como la Cruzcampo de Gambrinus antes que adelgazara en la Buchinguer del márquetin. Los pantalones vaqueros, que si van rotos por las rodillas, hechos unos harapos, mejor. Las gorras de béisbol. Las camisetas con estampaciones de lemas y propagandas. Las pizzas chungalés, que ellos, a su vez, copiaron de las buenas italianas. Las zapatillas de deporte, que aquí ya usan los costaleros en lugar de las tradicionales alpargatas de esparto que le dan ese sonido de vellos de punta al racheo de la cuadrilla que le da tan humano andar Al de la Divina Zancada. Y para qué seguir. Hasta la afición al baloncesto le hemos copiado a los americanos: NBA lo traducimos como ACB, a la que le han puesto Endesa de mote para trincar; como a lo que siempre fue la Primera División la apodan de mangazo “Liga Santander”.

Copiamos de los americanos todo lo malo de sus costumbres, pero no lo bueno de su democracia. Por ejemplo, su confesa fe nacional y oficial en Dios. En los billetes y en las monedas, en el escudo patrio y en todos sitios se repite el lema que aquí ya habrían quitado, porque más políticamente incorrecto no puede ser: “In God We Trust”. Y luego, el respeto a los símbolos nacionales, como el himno y la bandera. ¡Prontito silban y abuchean allí el himno nacional en un estadio! Suena, y todos los americanos, con su envidiable sentido patriótico, se ponen firmes y se llevan, además, la mano al pecho, como quien quiere comprobar, palpándosela, que no le han quitado la cartera en el autobús o a la entrada de los toros. ¿Y esas banderas de las barras y estrellas en las ventanas de las casas, orgullosamente colgadas, sin que los vecinos digan: “Vaya pedazo de facha que está hecho el del 3º, que tiene puesta la bandera en el balcón”? Eso no lo copiamos de los americanos ni muertos. Y mira que nuestra democracia es casi tan antigua como la suya, y que nuestra bicentenaria Constitución, La Pepa de 1812, es casi hija de la suya y de su independencia.

Digo todo esto porque me he reconcomido de envidia al ver qué han hecho los perdedores de las elecciones presidenciales americanas y compararlo con lo que aquí hacer suelen los que no se comen una rosca. Les falta siempre tiempo para hacer un Pacto de Perdedores y tumbar al que ha tenido la osadía de ser el más votado. A mí, la verdad, Obama no me cae muy bien que digamos. Con lo delgado que está, me cae gordo. Pero en esta hora de la victoria de Trump que tanto ha mosqueado a la progresía española, nada más conocer los resultados ha dicho Obama algo admirable, que aquí sería impensable: “No somos primero demócratas ni republicanos, sino estadounidenses y patriotas. Todos queremos lo mejor para este país”. ¡Antier dice aquí algo así el que ha perdido! Y, luego en vez de hacerse el remolón con el “no es no”, al momento ha recibido a Trump en la Casa Blanca, y ha dicho sobre esta visita: «Haremos todo lo posible para que tenga éxito». ¡Igualito que en España! Así que no por los pantalones vaqueros, ni por las hamburguesas, ni por la NBA, sino por estas envidiables maneras de ejercer la democracia y de aceptar las derrotas electorales, estoy por llamar al 010 del Ayuntamiento, donde te informan de todo, para que me digan dónde puede uno aquí en Sevilla sacarse el carné de americano.

Ver artículo original:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s