Es preciso hablar de Venezuela. -El Blog de Santiago Gonzalez-

Pablo Iglesias estuvo a su nivel durante la segunda sesión del debate de investidura. O sea, rigurosamente impresentable. En su intervención, defendió la iniciativa ‘Rodea el Congreso’, apoyada por IU-Posemos y cuyo permiso había sido solicitado por dos miembros (miembro y miembra) de su invento: Elena Martínez y Albino Torre, de Izquierda Castellana la primera, asistente de EHBildu en el Congreso que quiere rodear y de Podemos el segundo.

Su intervención recuerda a la analogía acuñada por el gran Santiago Rusiñol sobre la escalera del gallinero: corta, pero llena de mierda. A mí, el Pablo Iglesias que más me gusta es el que se pone intelectual y docto, un maestro Ciruela (que no sabe leer y pone escuela). Ya habíamos tratado aquí de sus aportaciones a la teoría de la relatividad, acuñada por un tal Newton o a la obra más destacada de Kant, la Ética de la Razón Pura. El jueves se sobró con estas palabras: “”las dos instituciones tradicionales a prueba de crisis son la Monarquía y el PNV, bien unidos por la Cruz de Borgoña. Aitor Esteban sonríe porque sabe lo que significó la Cruz de Borgoña para los viejos gudaris vizcaínos. El señor Rivera a lo mejor lo busca en Google”. [La cruz de Borgoña, roja y en aspa estuvo el el escudo de armas de la Corona, pero ya no está, porque Felipe VI la eliminó. Nunca ha significado nada para los viejos gudaris. Ni para los nuevos. Se empezó a usar por algunos carlistas, en la primer guerra a la que dieron nombre, en 1833. Los gudaris, incluso la palabra ‘gudari’ son inexistentes hasta 1936. Hasta entonces, el soldado se decía en euskera ‘soldadua’. Lo puedeconsultar en el libro de los académicos de Euskaltzaindia Pello Salaburu y Xabier Kintana ‘Euskara Obean Obe’ (Mejor en un mejor euskera, págs 117 a 120).

Y los gudaris, en el 36, lo que llevaban era la cruz de San Andrés, también en aspa, pero de color verde, que es la que ha pasado a integrarse en la ikurriña. Llegados a este punto no se me ocurre mejor réplica que la que masculló Albert Rivera desde su escaño: “¡Vaya gilipollas!”].

También dijo  que “hay más delincuentes potenciales en esta cámara que allá fuera”, otra gilipollez. Delincuente potencial es toda persona que tenga capacidad de raciocinio y pueda, en un momento dado, si tiene posibilidad y ocasión, infringir el Código Penal. Yo mismo y cualquiera de ustedes, amables lectores, por este hechos de sustancia humana, del material con que se hacen los sueños, como escribió Shakespeare en ‘La Tempestad’ y justamente utilizado por Dashiell Hammett en la sentencia final de Sam Spade, Bogart en la película de John Huston. Y ya a partir de aquí la jilipollez de Iglesias se revela como falsa. En el Congreso hay unos digamos 500 delincuentes potenciales, (calculado a ojo, no se me pongan estrictos) entre diputados, personal administrativo, ujieres, guardias, etc. Fuera hay millones, 37 en toda España. Otro error es que  dentro del hemiciclo, Podemos es el único partido que tiene presuntos delincuentes, que es un grado más que delincuente potencial. Hay alguno como Andrés Bódalo, condenado en sentencia firme y cumpliendo condena, que no forma parte del grupo por fuerza mayor, aunque era cabeza de lista por Jaén. O sea que lo que debió molestar fue el tonito, cosa menor, si se tiene en cuenta que su madre, Luisa Turrión, estaba en la tribuna de invitados y él no se pudo resistir: “Mira, mamá, sin manos”.

Tuvo una alusión más directa a la bancada popular: “Cuando aquí oigan la palabra ‘delincuente’, ustedes callados”. DE ahí que la intervención del portavoz del PP por la tarde, tuviera fundamento:

“Ha tenido la indecencia de tildarnos de ‘delincuentes en potencia’. Yo no le voy a sacar la lista de personas condenadas por delitos que están en su partido, sería larga (…) en un país democrático quien dice quién es un delincuente son los jueces y los tribunales. Usted no está hecho de mejor pasta que muchos de los corruptos que hoy se sientan en el banquillo. Ellos quizás usaron las siglas de unos partidos para enriquecerse, pero usted usó el nombre de España para ponerse a la venta ante dictadores y regímenes como Venezuela o Irán”.

Ahí se armó. Los podemitas oyen decir ‘Venezuela’ y en menor medida ‘Irán’ y es como si las barbadas lapidadoras de ‘La vida de Brian’ oyeran decir ‘Jehová’. Salieron del hemiciclo, pero volvieron a entrar porque tocaba votar. Rajoy no hubiera sido investido en ningún caso, porque la mayoría absoluta se refiere a la mitad más uno de la cámara: 176. Pero habría tenido su gracia que la investidura del candidato dura rechazada con 170 votos a favor y 109 en contra. Y sin embargo, hay que hablar de Venezuela y su revolución, a la que deben desde el nombre hasta el dinero que les ingresaron para la fundación de un partido que extendiera el bolivarianismo en España. Vean este tuit de Errejón sobre el particular:

Tres mil retuiteos y el fino zangoloteo mostrando la misma incapacidad lectora que su secretario general. La alusiones no son falsas, otra cosa es que por alguna razón, el Tribunal Supremo no lo haya considerado delito. El diario de mi paisano Escolar tacha de falsa la acusación de Hernando, confundiendo que los tribunales no hayan considerado de momento que eso sea delito con que los hechos no se hayan producido. Y la presidenta no se saltó el reglamento de la Cámara:
articulo-71
El artículo reproducido establece con claridad a quien compete el uso de la palabra por alusiones: “Cuando, a juicio de la Presidencia” y “podrá concederse”. No dice deberá o tendrá que. Es la presidenta, como ella misma dijo durante el incidente, quien decide cuando procede y cuando no. Estos capullos tienen que acostumbres a oír la palabra Venezuela, el país más corrupto y más violento del mundo, que les ha inspirado y financiado por varias vías.

Hay decenas de videos de Iglesias, Errejón, Monedero y otros mostrando su fascinación por Chávez y la revolución bolivariana. Y algo más que declaraciones: Pablo Iglesias puso como condición al menguado Sánchez cuando se proclamó vicepresidente de un Gobierno con el PSOE: la implantación del referéndum revocatorio que tenía el gobierno bolivariano. Vean cómo está el tema a día de hoy. Hay que hablar de Venezuela y de su referéndum revocatorio. Lo seguirás oyendo, Pablo Iglesias. Paco Sánchez ha enviado el siguiente video con confesión del Gran Cipotón en Zaragoza (Feudo de Chúpame la minga) hace tres años:

NOTA para los remeros: Todo aquel que tenga citas, videos de Pablo Iglesias y los dirigentes de Podemos sobre todo esto, hagan el favor de aportarlas. El remero Andoni y nuestra Ostra perlífera han aportado sendos videos de interés, pero no los subiré a cubierta hasta el final de jornada con el fin de no obligar al personal a leer dos veces.

Ver artículo original:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s