Miguel Bernad y Manos Limpias, o como destruir un prestigio y reputación.

HERALDO SANITARIO DE OREGÓN

Ramiro GRAU MORANCHO

Abogado, Académico Correspondiente Real Academia de Jurisprudencia y Legislación. www.ramirograumorancho.com

Ramiro Grau MoranchoRamiro Grau Morancho

La “justicia” española ha inventado el sistema para hundir a una persona para siempre: la detención televisada. Es lo que le sucedió a don Luis Pineda, el pasado viernes, cuándo las cámaras de La Sexta (que casualidad), estaban preparadas en la estación de Atocha para televisar su detención en directo…

¿Quién les había avisado? Se me ocurren varias posibilidades: el propio juez instructor (Garzón ya lo hacía, según dicen), la fiscalía o algún funcionario del juzgado.

A don Miguel Bernad Remón, un señor de setenta y tantos años, jubilado, que seguramente tendrá que tomar varios medicamentos diarios (un auténtico peligro público, como vemos), se le detiene y exhibe públicamente, se le lleva de aquí para allá, registrando su domicilio particular, para espanto de sus vecinos, ignorantes de que habían convivido con un presunto terrorista, poco menos…

Ver la entrada original 632 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s