Federico Jiménez Losantos: “Lo mejor que podría hacer Mariano es irse”. -Mario Noya/LD-

Federico J. Losantos publica Los años perdidos de Mariano Rajoy, el hombre que “mató” al PP en 2008 “y lo enterró el día en que soltó a Bolinaga”.

“Lo mejor que podría hacer Mariano, incluso para quedar relativamente bien ante la Historia, como un tío raro que pasó por ahí, por el Poder, es largarse ahora de La Moncloa. Si se queda un año más, acabará fatal. Lo malo es que no acabará fatal sólo él: ya del PP no van a quedar ni los rabos, no va a haber una organización de derecha nacional en años, porque además ha destruido las bases morales, ideológicas de esa derecha”.

Al habla Federico Jiménez Losantos con quien esto firma como interlocutor en la entrevista que se emitirá este sábado en LD Libros y que tiene por eje Los años perdidos de Mariano Rajoy, donde da cumplida cuenta del rajoyato, que, lejos de ser la enmienda a la totalidad del zapaterismo, ha sido su continuación por otros medios, denuncia el director de Es la Mañana de Federico.

Losantos distingue tres Rajoyes en estas tres últimas legislaturas: el Rajoy que combate al ominoso ZP que se encarama al Poder sobre las ruinas del 11-M, un parlamentario brillante que clama contra los desmanes del socialismo piafante y feroz perseguidor de la derecha política y sociológica; el Rajoy que pierde las elecciones de 2008 y “se pasa al Lado Oscuro, hace de Gallardón”, y el Rajoy que, tras claudicar, no hace lo que debiera sino que protagoniza “la tercera legislatura de Zapatero”.

“El momento clave es en 2008”, insiste, “cuando pierde las elecciones y se pasa al zapaterismo; el [Rajoy] que asume: hay que liquidar el 11-M, somos culpables de todo y la derecha tiene que esperar el fallo del contrario”. “Y, efectivamente, se produce el fallo del contrario”, la Crisis formidable negada por Zapatero y que hace que Zapatero entre “en combustión”. “Era el momento de revertir ese proceso que él mismo, durante la primera legislatura, había denunciado como letal para la Nación”.

“Y llegado al Gobierno… ¡no hace nada!”, se indigna FJL. “Continúa la misma política de ZP con la ETA, con el separatismo catalán, casi con la economía, porque realmente hace muy pocas reformas que no hubiera empezado ya ZP” obligado por Bruselas. “Lo trágico es que hemos perdido unos años para revertir ese proceso de demolición del Estado nacional español”.

“No ha hecho nada. ¡Pero nada es nada!”, abunda FJL. Nada bueno, se le entiende. “Durante cuatro años ha estado financiando el separatismo catalán, ha soltado a los etarras, ha entregado a la ETA Navarra” y devastado al PP, que ha perdido casi todo su poder territorial, “exclusivamente para quedarse él solo como alternativa a Podemos, que va a ser lo último que va a intentar, otra vez resucitar a Podemos para ser la única alternativa”. “¡Huy, huy, que viene el tripartito de Podemos y Rivera y tal!”, se mofa del agitpropalabardero. “¡Pero si aquí el bipartito es PPodemos, o sea, el PP y Podemos! ¡Si es que Podemos es justo lo que necesita Mariano para sacar una mayoría… que aun así no le va a permitir gobernar! ¡Pero gobernar qué! ¡Pero si es que no se ha gobernado! ¡Es que no se ha hecho nada! Se ha administrado”.

Ese bipartito podría acabar con el propio PP, advierte FJL. “Este hombre mató al partido en 2008 y lo enterró el día en que soltó a Bolinaga”, el torturador de Ortega Lara, “con el que Rajoy ha desfilado por la Castellana de Madrid junto a María San Gil”, en 2007, en la masiva manifestación organizada por el PP para denunciar la claudicación del Gobierno ante la ETA. “Que suelte a su torturador y encima lo justifique y lo explique de una manera que ni Zapatero se hubiera atrevido es de una vileza que… bueno, es que el PP no se ha recuperado ni se recuperará en mucho tiempo de la destrucción íntima que tiene con este señor”. “Si pierde el poder, el PP se disolverá”, vaticina Losantos, que como única salvación al partido refundado por Aznar ve el paradójico remedio de que una fuerza como Ciudadanos le “obligue” a ser lo que fue y emprenda las reformas fundamentales que prometió cuando se batió el cobre contra ZP.

“Lo mejor que podía hacer Mariano es irse del Gobierno”, incide Losantos en la referida entrevista, en la que además vaticina una legislatura “corta, de transición”, con “todos los problemas agravados del separatismo catalán, la crisis económica –que puede rebrotar en cualquier momento–, el separatismo vasco y navarro… más los problemas naturales de unas instituciones corrompidas, sobre todo la Justicia, que es la madre del cordero”.

La corrupción, y la entera crisis nacional, tienen como hito formidable el11-M, donde “se mintió tanto a tanta gente” y se hizo comulgar a la ciudadanía con tremendas “ruedas de molino”, al punto de que al final se le convenció de que “lo mejor era olvidar en lugar de investigar”, y eso “un Estado de Derecho no lo puede permitir, esas facturas se pagan”. “España desde entonces es un país moralmente enfermo. Toda la corrupción, no es que venga de ahí, pero ahí es donde su multiplica. Y ese es el momento en que Mariano, cuando pierde las elecciones, se asusta y prefiere, oye, lo de ‘el muerto al hoyo y el vivo al bollo’. Pero es que ese muerto es ni más ni menos el Estado de Derecho”.

“Lo que tiene que hacer España, sobre todo”, sostiene FJL, “es recuperar el Estado de Derecho, la independencia judicial”, rematada por el Gallardón que le sentó en el banquillo precisamente por el 11-M. “La economía no puede salir adelante sin jueces independientes y garantías para la propiedad, la política no puede salir adelante si los jueces no son independientes de los políticos, y la reorganización del Estado español necesita que las leyes estén por encima del poder político”. “Es que si no”, sentencia, “esto no tiene remedio”.

Federico Jiménez Losantos está haciendo una suerte de Episodios Nacionales periodísticos de la democracia: ahí están sus crónicas del felipato y del aznarato, y aquí las del zapaterato y el rajoyato. Falta la que tenga en la mira la Corona. “La tengo pendiente, porque esa es una historia muy complicada”, anuncia en la entrevista. “Es verdad que he reunido mucho material sobre la corrupción de la Corona”, admite, y al punto añade: “El gran problema es que la Corona es la que tenía que haber impedido que el zapaterismo saliera adelante, es decir, que se hiciera el estatuto de Cataluña aboliendo la soberanía nacional española, que se permitiera la farsa del juicio del 11-M (…) El problema de la Corona es que ha permitido la corrupción y el cambio de régimen y, sobre todo, la Ley de Memoria Histórica, según la cual Juan Carlos debería estar en la cárcel”.

“Lo trágico de la Corona”, concluye Losantos, “es que ha sido el testigo mudo y complaciente de la destrucción de lo que es su mayor mérito, que es haber convertido una dictadura languideciente pero próspera en lo económico, como era España cuando muere Franco, de una monarquía respetada en todo el mundo en una cosa… en una monarquía bananera, que es en lo que la convierte Zapatero”.

Ver artículo original:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s